viernes, 8 de diciembre de 2006

Una nueva mirada al pensamiento Socialista de nuestro Libertador.


El Socialismo Bolivariano
Por: Jorge Mier Hoffman
“Es mi opinión, que el fundamento de nuestro Sistema de Gobierno, depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida y practicada en Venezuela. Que los hombres nacen todos con derechos iguales a los bienes de la sociedad; está sancionado por la pluralidad de los sabios, como también lo está, que no todos los hombres nacen igualmente aptos a la obtención de todos los rangos; pues todos deben practicar la virtud y no todos la practican; todos deben ser valerosos y todos no lo son; todos deben poseer talentos y todos no los poseen. De aquí viene la distinción efectiva que se observa entre los individuos de la sociedad más liberalmente establecida. Si el principio de la igualdad política es generalmente reconocido, no lo es menos el de la desigualdad física y moral. La naturaleza hace a los hombres desiguales, en genio, temperamento, fuerza y caracteres. Las leyes corrigen estas diferencias por que colocan al individuo en la sociedad para que la educación, la industria, las artes, los servicios, las virtudes, les den una igualdad ficticia, propiamente llamada política social”…
Simón Bolívar


En estas palabras del Libertador, se resume el fundamento filosófico del Socialismo Bolivariano, que busca la unidad de los pueblos y la igualdad social, no como una utopía, sino como un sistema de gobierno socialista de raíces nacionalista que tanto angustia al gobierno de Washington y en especial al Clan Bush.

Cuando el esquema capitalismo poco a poco ganaba terreno en la sociedad consumista de la colonia, el Libertador respondió:
“La influencia de la civilización produce una indigestión en nuestro espíritu, que no tiene bastante fuerza para masticar el alimento nutritivo de la libertad... Lo mismo que debiera salvarnos nos hará sucumbir… Las doctrinas más puras y más perfectas, son las que envenenan nuestra existencia”…
Simón Bolívar


… Bolívar era un Socialista por convicción..!
Sin embargo, y a pesar de constituir un ancestral sistema de gobierno que busca la igualdad y la justicia social, el capitalismo ha estigmatizado el socialismo, al extremo de convertirlo en una moderna doctrina estatista degenerada del comunismo; y con esta aberración histórica y conceptual, los capitalistas definen el socialismo como:
“Un término que, desde principios del siglo XIX, designa aquellas teorías y acciones políticas que defienden un sistema económico y político basado en la socialización de los sistemas de producción y en el control estatal de los sectores económicos, lo que se opone frontalmente a los principios del capitalismo. Aunque el objetivo final de los socialistas es establecer una sociedad comunista o sin clases, se han centrado cada vez más en reformas sociales realizadas en el seno del capitalismo”
Lo cierto, es que el socialismo fue, es y será la eterna búsqueda de los pueblos para lograr el equilibrio social y la justicia económica, que tiene como enemigos insalvables al capitalismo con sus políticas neoliberales
Con Karl Marx y a Friedrich Engels, el socialismo adquirió un soporte teórico y práctico a partir de una concepción materialista de la historia que definieron como el “marxismo”, que sostenía que el capitalismo era el resultado de un proceso histórico caracterizado por un conflicto continuo entre clases sociales opuestas; y por consiguiente, el Estado Social fomentaba la clase de trabajadores y sin propiedades, donde no tendría cabida el capitalismo… Principios que nada tienen que ver con la concepción filosófica del Socialismo Bolivariano que instauró Simón Bolívar en América, inspirado en el "Contrato Social" de Rousseau y sus epígonos de la “Revolución Francesa y la Declaración de los Derechos del Hombre”, el cual Bolívar resumió en ese célebre discurso que pronunció el 15 de febrero de 1819, al momento de instalar el Congreso Constituyente en Angostura, donde definió el Socialismo Bolivariano con estas palabras:
“El sistema de gobierno más perfecto, es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”…
Simón Bolívar
Ese es el Socialismo Bolivariano que busca el equilibrio social, contrario al capitalismo con sus perversiones económicas excluyentes y restrictivas… El CAPITALISMO es una doctrinaria que aboga por el desarrollo económico personal e individual para lograr el progreso de la sociedad; es decir, que el desarrollo de la nación depende de las libertades económicas de sus ciudadanos; contrario al Socialismo Bolivariano instaurado por nuestro Libertador, que basa su filosofía en la participación de la sociedad para lograr las libertades sociales:
“Son derechos del hombre: la libertad, la seguridad, la prosperidad y la igualdad. La felicidad general, que es el objeto de la sociedad, consiste en el perfecto goce de estos derechos”…
Simón Bolívar
En el capitalismo: las individualidades progresistas se imponen sobre las mayorías conformistas
En el capitalismo: el estado transfiere a los particulares todo el potencial económico y social del país, incluyendo los servicios públicos, la salud y la educación (privatización)... no existen restricciones en el comercio, no hay control de precios, y toda la actividad económica gira en torno a la oferta y la demanda (economía de mercado)… total libertades para las importación y exportación sin ningún tipo de restricción (globalización)… la divisa por excelencia para las operaciones comerciales es la moneda estadounidense (el Dólar)… En el capitalismo el estado impulsa y apoya la iniciativa privada; sector que está obligado a generar impuestos para que el Estado pueda cubrir el gasto militar y burocrático; pero sobre todo, el Estado no aplicará sistemas fiscales restrictivos que puedan limitar las fugas de divisas, la legitimación de capitales, ni las utilidades de los bancos… El Sistema Capitalista Privado encuentra en el neoliberalismo un ambiente ideal para su desarrollo, convirtiendo a la nación en una sociedad “consumista insaciable” de bienes y servicios.

Socialismo Bolivariano es el gobierno de las mayorías, que regula las individualidades progresistas como factores de productividad para el beneficio social
(Desarrollo Endógeno)
El Socialismo Bolivariano es todo lo contrario al capitalismo... Se fundamenta en la racionalización de las riquezas de la nación para convertirlas en bienestar social a cargo del Estado (estado paternalista). No delega en los particulares el mandato Constitucional referido a la: salud y educación… En el Socialismo Bolivariano: las voluntades de las mayorías se imponen sobre las individualidades…

Decía Bolívar:
“Yo antepongo siempre la comunidad a los individuos”
En el Socialismo Bolivariano: el estado explota los recursos del país (nacionalización)... existen restricciones en el comercio para controlar las ganancias de los productores, en función a los subsidios que les da el Estado (control de precios)… Las importaciones y exportación están reguladas para proteger la industria nacional (licencias de importación)… El Estado promoverá la actividad privada que no interfiera con la función del Estado, en cuando atender las clases más necesitadas y lo que por derecho le acuerda al pueblo en la Constitución: servicios públicos, salud, vivienda y educación (programas sociales)… pero sobre todo, el Estado aplicará sistemas fiscales restrictivos para limitar las fugas de divisas (control de cambio), la legitimación de capitales, y las utilidades de los bancos (control de tasas de interés)


Así declaraba Bolívar su Socialismo Bolivariano:
“Dignaos conceder a Venezuela un gobierno eminentemente popular, eminentemente justo, eminentemente moral, que encadene la opresión, la anarquía y la culpa. Un gobierno que haga reinar la inocencia, la humanidad y la paz. Un gobierno que haga triunfar bajo el imperio de las leyes inexorables: la igualdad y la libertad… La igualdad legal es indispensable donde hay desigualdad física, para corregir en cierto modo la injusticia de la naturaleza… La libertad práctica no consiste en otra cosa que en la administración de la justicia y en el cumplimiento de las leyes, para que el justo y el débil no teman, y el mérito y la virtud sean recompensados”

Así pues, El Socialismo Bolivariano en una doctrina de un alto contenido social, contrario al imperialismo económico arraigado en el Poder Supremo de los Estados Unidos; tal cual lo vaticinó nuestro Libertador Simón Bolívar:
“Cuando extiendo la visión sobre este continente, veo que está a la cabeza una nación muy belicosa y capaz de todo como los Estados Unidos... Un mundo de necesidades nos hará cada vez más esclavos del Poder Supremo... Los americanos hoy con más fuerza que nunca no ocupamos otro lugar en la sociedad que de siervos propios para el trabajo, y cuando más somos simples consumidores. No somos capaces de producir ni siquiera nuestras propias necesidades, como una estrategia, para evitar que tengamos capacidad de negociar”…
Simón Bolívar
Inmortales palabras que hoy más que nunca tienen vigencia, en un planeta convulsionado en guerras, por la ambición del imperialismo estadounidense por imponer su Sistema Capitalista y derrocar el Socialismo Bolivariano que se extiende por todo el continente Sudamericano, cuya comparación encontramos en célebres palabras del Libertador:

Capitalismo:
“la globalización no tiene fronteras, la integración económica de los países es menester sin importar los sacrificios”.
Socialismo Bolivariano:
“La prosperidad del país, vendrá cuando los venezolanos tengamos el derecho de gozar y disponer libremente de sus bienes, y del fruto de su talento, industria y trabajo”…
Simón Bolívar

SOBRE LOS RECURSOS NATURALES DEL PAÍS:
Capitalismo:
“Privatizar los activos de la nación es fundamental para reactivar su economía”
Socialismo Bolivariano:
“Las minas de cualquier clase corresponden a la República, las cuales deben ser destinadas al bienestar social”…
Simón Bolívar

SOBRE LA EDUCACIÓN:
Capitalismo:

“es una utopía dar educación integral a todos..! la educación es un negocio rentable como cualquier otro, y será más eficiente en manos del sector privado, sólo para quienes pueden pagarlo”
Socialismo Bolivariano:
“El primer deber del gobierno es dar educación al pueblo… La nación será sabia, virtuosa, guerrera; si los principios de su educación son: sabios, virtuosos y militares. Ella será imbécil, supersticiosa, afeminada y fanática, si se la cría en la escuela de estos errores. Por eso es que las sociedades ilustradas han puesto siempre la educación entre las bases de sus instituciones políticas… He aprendido excitar la prosperidad nacional por las dos más grandes palancas de la industria: el trabajo y el saber. Estimulando estos dos poderosos resortes de la sociedad se alcanza lo más difícil entre los hombres: hacerlos honrados y felices”…
Simón Bolívar

SOBRE EL ESTILO DE GOBIERNO:
Capitalismo:
“Es deber del gobierno proteger la inversión privada, estimular la productividad y permitir las libertades económicas”.
Socialismo Bolivariano:
“Para formar un gobierno estable, se requiere la base de un espíritu nacional que tenga por objeto una inclinación uniforme hacia dos puntos capitales: moderar la voluntad general y limitar la autoridad pública…
Simón Bolívar
Capitalismo:
“Es primordial un gobierno donde se encuentren representados los sectores productivos de la sociedad, quienes actuarán en nombre del pueblo y para el pueblo”.
Socialismo Bolivariano:
“La soberanía del pueblo es la única autoridad legítima de las naciones”…
Simón Bolívar

SOBRE LAS PRIORIDADES ECONÓMICAS:
Capitalismo:
“La economía de mercado permite el desarrollo sostenible del progreso, fundamentado en las doctrinas del estímulos e incentivos al consumismo”
Socialismo Bolivariano:
“La minería, la agricultura, el comercio productivo y la industria… (como desarrollos endógeno)… son el origen de la abundancia y prosperidad nacional; y el verdadero y más inagotable manantial de las riquezas del Estado”…
Simón Bolívar
Pero la conspiración por derrocar el Socialismo Bolivariano esto no es algo nuevo en Venezuela.
Un pueblo en pleno goce de sus derechos sociales y constitucionales, siempre fue, es y será un temor para el Poder Supremo Capitalista, que, desde los Estados Unidos, conspira por los ideales separatistas; y así denunció Bolívar las maquinaciones que pretendían derrotarlo:
“El Poder Supremo celebrará su triunfo colonizador, mientras tanto nosotros, aquí en Venezuela, nos iremos hundiendo en un caos de estériles guerras civiles, con conspiraciones sórdidas y en ellas se perderán toda la energía, toda la fe, toda la razón necesarias para aprovechar y dar sentido al esfuerzo que nos hizo libres… así nuestro caso es el más extraordinario y complicado… por ello les digo a nuestros enemigos: por favor, carajos, déjennos hacer tranquilos nuestra Edad Media..!”
Pero Bolívar fue más allá para consolidar el Socialismo Bolivariano, que hoy está amenazado, ante el peligro que su filosofía se extienda por otras regiones, luego que ha sido aclamado por Venezuela, Brasil, Argentina y Uruguay… y al respecto el Libertador nos advirtió:
“Es preciso que el gobierno se identifique por decirlo así, al carácter de las circunstancias, de los tiempos y de los hombres que lo rodean: Si éstos son prósperos y serenos, él debe ser dulce y protector; pero si son calamitosos y turbulentos, él debe mostrarse terrible y armarse de una firmeza igual a los peligros, sin atender a las leyes ni a la constitución, mientras no se establezca la felicidad y la paz”…
Simón Bolívar